Febrero de 2020

Si un día no regreso, quémenlo todo.
Hoy lo creo y lo siento, pero hubo un tiempo en el que no fue así.
Cuando estuve en una relación abusiva sentía que no valía nada. ¿Cómo creer entonces que vale la pena quemar el mundo por alguna de nosotras?
Así. Quemándolo.
Quemémoslo todo.
¿Qué ganamos con esto?
Ruido. Incomodidad. Fuerza.

Noviembre

Me di cuenta de lo imperativo del ruido; de los gritos; de las canciones; de los bailes… de la contundencia de gritar: el violador eres tú. Porque esa es la única forma de evitar que el número siga en aumento, como si mi dolor –o el de cualquiera– pudiera ser un número más.

Octubre

“No sé cuándo es el momento de decir: ya no puedo más, y pedir ayuda”. Este fue el mensaje que envié a las personas que sentía más cerca en ese momento. Fue un mensaje de auxilio. Tenía miedo. Miedo de haber llegado al punto en el que las esperanzas, la fe y el optimismo seSigue leyendo “Octubre”